TE VERDE CON LIMÓN Y JENGIBRE

La yá clásica combinación de té verde y limón, se complementa con la presencia del jengibre para resultar en un sabor vivo, con la acidez y el amargor justos.
Las propiedades de los distintos componentes funcionan como refuerzo al sistema inmunitario y digestivo, aliviando síntomas respiratorios y cuadros de fatiga.